POESIA E PROSA

BOCAS DEL TIEMPO - EDUARDO GALEANO

8/6/2011

La institución conyugal

 

El capitán Camilo Techera siempre andaba con Dios em la boca, buenos dias si Dios quiere, hasta mañana si Dios quiere.

 

Cuando llegó ao cuartel de artillería, decubrió que no había ni um solo soldado que estuviera casado como Dios manda y que vivian todos em pecado, retozando em promiscuidad como lãs bestias del campo.

 

Para acabar com aquel escândalo que ofendia al Señor, mando llamar al sacerdote que oficiaba misa em la ciudad de Trinidad. Em um solo dia, el cura administro a los soldados de la tropa, cada cual com su cada cuala, el santísimo sacramento del matrimonio em nombre del capitán, del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

 

Todos los soldados fueron maridos desde aquel domingo.

 

El lunes, un soldado dijo:

- Esa mujer es mia.

E clavó el cuchillo em la barriga de um vecino que la estaba mirando.

 

El marte, otro soldado dijo:

- Para que aprendas.

Y retorció el pescuezo de la mujer que le debía obediencia.

 

El miércoles...

 

COMENTÁRIOS:(0)